La Agrimensura y las Sagradas Escrituras Print E-mail
Saturday, 03 January 2009 23:16

En este articulo que hemos titulado “La Agrimensura y las Sagradas Escrituras” incluyen varios pasajes de la Santa Biblia relacionados con la agrimensura.  De cada uno de los libros de las Sagradas Escrituras a los cuales nos referiremos, presentaremos la reseña del mismo que aparece en la biblia que voy a usar, la cual es: “La Biblia-Dios Habla Hoy” versión popular segunda edición publicada por las Sociedades Bíblicas Unidas.  Traducción directa de los textos originales: hebreo, arameo y griego.

Se llama Biblia al conjunto de escritos que en el judaísmo y el cristianismo se consideran de un valor religioso superior.  La palabra Biblia se deriva del griego biblía, plural de biblíon, que significa librito.  La Biblia es, pues, una pequeña biblioteca.  La Biblia que los cristianos reconocen se compone de dos grandes secciones, llamadas respectivamente Antiguo y Nuevo Testamentos.  La Biblia que los judíos reconocen es el Antiguo Testamento. 

 

Génesis significa “origen” o “comienzo”.  El primer libro de la Biblia relata el comienzo del universo, del género humano y de la civilización y finalmente, el origen de Israel, el pueblo del Pacto.  En este libro, en términos de la agrimensura el supremo creador, Agrimensor de Agrimensores, realiza el primer deslinde, estableciendo la zona marítima terrestre.
Génesis 1:6-10
 Después Dios dijo: “Que haya una bóveda que separe las aguas, para que éstas queden separadas.”  Y así fue.  Dios hizo una bóveda que separó las aguas: una parte de ellas quedó debajo de la bóveda, y otra parte quedó arriba.  A la bóveda la llamó “cielo”.  De este modo se completó el segundo día.  Entonces Dios dijo: “Que el agua que está debajo del cielo se junte en un solo lugar, para que aparezca lo seco.”  Y así fue.  A la parte seca Dios la llamó “tierra”, y al agua que se había juntado la llamó “mar”.

Deuteronomio significa “segunda ley” o “repetición de la ley”.  En este libro y bajo la forma de dos grandes discursos y otras alocuciones de Moisés al pueblo, antes de la entrada en la Tierra Prometida, se hace una especie de repaso o recordación y una segunda exposición de la ley recibida en el Sinaí.  En este libro, en términos de la agrimensura se habla de los límites entre propiedades, cuyo establecimiento o su recuperación es una de las funciones de los agrimensores.
Deuteronomio 19:14
 “En el país que el Señor su Dios les va a dar, respetarán los límites de la propiedad de sus vecinos, tal como fueron fijados en tiempos pasados.”

Deuteronomio 27:17
 Maldito sea el que cambie los límites de la propiedad de sus vecinos para robarle terreno.  Y todo el pueblo dirá: “Así sea.”


Con el libro de Job pasamos de la historia a la poesía.  El protagonista es un patriarca nómada, bueno, muy rico y con numerosa familia, al cual le sobreviene un completo desastre: pierde todas sus posesiones, todos sus hijos mueren en una catástrofe y él se ve atacado por una dolorosa y repugnante enfermedad. En este libro, en términos de la agrimensura se habla de quienes son los que cambian los límites entre propiedades o linderos, cuyo establecimiento o su recuperación es una de las funciones de los agrimensores.
Job 24:2-3
 Los malvados cambian los linderos de los campos, roban ovejas para aumentar sus rebaños, despojan de sus animales a los huérfanos y las viudas.

El libro de los Proverbios pertenece al género llamado de “la sabiduría”, un  género que en la antigüedad se uso mucho para la enseñanza.  En este libro, en términos de la agrimensura se habla de los límites entre propiedades o linderos, cuyo establecimiento o su recuperación es una de las funciones de los agrimensores.

Proverbios 22:28
 No cambies de lugar los linderos establecidos por tus antepasados.

Proverbios 23:10-11
 No cambies de lugar los linderos antiguos, ni invadas el terreno de los huérfanos, porque ellos tienen un poderoso libertador que saldrá contra ti en su defensa.

En el libro de Oseas, uno de los grandes profetas del siglo octavo antes de Cristo, él predica a Israel, reino del norte, después de Amós.  En este libro, en términos de la agrimensura se compara con los jefes de Juda a los que cambian los límites entre propiedades o linderos, cuyo establecimiento o su recuperación es una de las funciones de los agrimensores.
Oseas 5:10
Dice el Señor: “Los jefes de Judá son como esa gente que altera los límites de los campos. ¡Pero los voy a inundar con mi furor!