Finca El Reloj Print E-mail
Monday, 03 January 2011 18:29

Los agrimensores son los llamados a hacer y certificar las descripciones geométricas, tal y como se ha venido haciendo desde que se reglamentó por primera vez la práctica de la agrimensura en Puerto Rico en 1846.  A principios de la década de los 90 fui perito de una de las partes demandadas en el Caso Civil número 69-6675(1003) sobre Reivindicación entre Sucesión Ángel Figueroa Reyes y otros - Demandantes versus Estado Libre Asociado de Puerto Rico y otros – Demandados.  Evalué dos descripciones geométricas; de una finca de 80 cuerdas y otra de 30 cuerdas preparadas por el mismo agrimensor y para la misma fecha.  A continuación comparto la descripción geométrica de ambas fincas.

La de 80 cuerdas lee así: “Desde un piquete de jobos a orilla del manglar de Martín Peña junto con Don Joaquín Viades, por su linde Norte 14° 15’ Este diez y siete cuerdas y cuarenta y cinco varas a otro jobos junto con Don Francisco Mecle, Sud 73° 30’ Este cinco cuerdas y treinta varas a otro piquete de jobo que se planto a mano, junto con el resto del terreno de la referida Sucesión Miranda por cuyo linde Sud 19° 30’ Oeste diez y siete cuerdas a una estaca que se planto a orilla del manglar de Martín Peña y por otro manglar Norte 83° 30’ Oeste cuatro cuerdas y seis varas al punto donde da principio cuyo perímetro encierra Ochenta cuerdas superficiales de las que setenta y siete corresponden a Don Luciano Marchan y tres a Trinidad del mismo apellido, y para constar doy la presente, en Puerto Rico, a 23 de enero de 1854.”   

La finca de 30 cuerdas, ésta lee así: “Desde un piquete de jobos a orilla del manglar de Martín Peña junto con D. Luciano Marchand, por otro manglar Sud 83° 30’ Este una cuerda y setenta varas a otro piquete junto con D. Simeón Marchand por su linde Norte 15° Este diez y seis cuerdas y treinta y cuatro varas a un piquete de almacigo, junto con D. Fco. Mecle, Norte 73° 30’ Oeste y una cuerda y veintiocho varas a otro almacigo junto con el mismo D. Trinidad Marchand por su linde Sud 15° Oeste cuatro cuerdas y sesenta varas a un piquete al lado del camino Real por el Norte 53° Oeste cuarenta y nueve varas a otra estaca junto con el referido D. Luciano Marchand, y por su linde Sud 15° Oeste doce cuerdas y quince varas al punto donde da principio; cuyo perímetro encierra treinta cuerdas superficiales.”  Tiene la fecha del 23 de enero de 1854 y fue firmada por el Agrimensor Carlos Vuagneroux.  En ambas certificaciones se tienen todos los datos para dibujar el plano, pues tenemos puntos, distancias, direcciones o rumbos y colindantes.  El reto mayor al cual me enfrenté con dicha descripción geométrica fue en las unidades lineales y angulares que usó, pues si se fijan usó cuerdas y varas, para las unidades lineales o de distancias.  Luego de hacer unas investigaciones encontramos que una cuerda como unidad lineal es igual a 75 varas castellanas o españolas.  Teniendo presente también que en Puerto Rico se usaron dos varas distintas, la vara castellana y la vara conuquera, la vara conuquera es tres veces mas grande que la vara castellana, así que una cuerda es igual a 25 varas conuqueras y a 75 varas castellanas.  Otro detalle en términos de las unidades angulares usadas en esa descripción geométrica, lo fue el sistema usado para indicar las direcciones o rumbos, es decir, el sistema centesimal o el sexagesimal.  El que se uso en este caso fue el centesimal.  No obstante, con dichos datos se levanto un plano ambas parcelas la de 80 y la de 30 cuerdas, con sus colindantes y los puntos o vertices del polígono. 

En la descripción de la finca de 30 cuerdas indica un punto “al lado del camino Real”, ubicándonos con más detalle, pues los otros puntos a orrilla del manglar de Martín Peña, la extención es mucho mayor por la longitud del caño Martín Peña.

A continuación les incluyo un dibujo que preparé con las dos descripciones que les indico dibujadas sobre un plano de Santurce del 1890 en el lugar de los hechos, pues es donde esta la barriada Figueroa, ya que sin ese dato al no tener coordenadas los “piquetes de Jobos a orilla del caño Martín Peña” era muy difícil ubicar dichos predios.


Manuscritos de las descripciones geométricas de las fincas de 80 cuerdas y de 30 cuerdas a ambos lados del plano de Santurce del 1890.  Estas descripciones geométricas se encontraron en el Archivo Histórico de Puerto Rico.

Como parte de la documentación se encuentra aqui en donde se incluyen la sentencia de este caso dictada por el Honorable Juez Wilfredo Alicea, al igual que la demanda enmendada y la contestación a la demanda.  Los invito a que lean dichos documentos y muy en particular la sentencia.  Para mi este trabajo me abrió un mundo fascinante de la parte legal de la agrimensura o agrimensura forense.